La Diosa

La Diosa es la Madre Universal.  Ella es la fuente de la fertilidad, de la sabiduría infinita y del amor. En la Wicca es representada en tres aspectos diferentes: la Doncella, la Madre y la Anciana, simbolizando las tres fases de la luna: creciente, llena y nueva (menguante). Ella es al mismo tiempo el campo virgen, el campo con cosechas y el campo adormecido, cubierto por el hielo de la Tierra.
Ella da la luz a la abundancia. Sin embargo, como es ella misma la que lo da, también tiene derecho a quitársela. Esto no es del todo malo, pues el ser humano, al morir, descansará en sus brazos, o sea, volverá a la Madre.
Ya que la Diosa es la Naturaleza, es al mismo tiempo la Tempestad y la Calma, el tornado y la lluvia fresca de primavera, la cuna y el túmulo.
Pero pese a que ella posee las dos naturalezas, la Wicca la reverencia como aquella que dona fertilidad, amor y abundancia. Y por supuesto que conocemos su lado oscuro también.
La vemos manifestada en la Luna, en el silencio de un bosque, en cada ola del mar y en cada césped verde de la primavera.
Muchos son los símbolos usados en la Wicca para representarla y honrarla: el caldero, flores de cinco pétalos, el espejo, collares, conchas del mar, perlas, agua, artículos de plata etc. Como ella domina la Tierra y la Luna, los animales bajo su protección son muchos: conejo, oso, búho, gato, perro, murciélago, vaca, delfín, león, caballo, escorpión, araña, abeja, etc. Todos son sagrados para la Diosa.
Muchos la han retratado como la cazadora con sus perros de caza, la divinidad celestial llena de polvo brillante de las estrellas, la Madre Eterna con su niño, la hilandera de nuestra vida y muerte. Pero no importa como la enseñen, la Diosa es omnipresente, inmutable y eterna.
 TAMBIEN LA ENCONTRAMOS COMO  LA TRIPLE DIOSA
Descripción corta quién es, qué significa para los wiccan.
Los wiccan en su culto a la Diosa verás que siempre están nombrando a la Triple Diosa, pero ¿A quién corresponden estos tres arquetipos femeninos o trinidad femenina en la wicca?
Como bien sabemos la Diosa representa todo lo que tiene que ver con lo femenino en la creación, también como la Madre Tierra y también se la representa como una mujer en sus tres etapas o fases, por las que toda mujer transita, siendo este un ciclo sin fin.
Estas tres fases de la Diosa son las aspectos de: "La Doncella", "La Madre" y el aspecto de "La Anciana", cada una de ellas representa un aspecto o etapa de los ciclos de la vida de la mujer y representan las tres fases principales de la Luna.
El arquetipo de la Triple Diosa lo encontrarás en varios ámbitos de los cultos paganos más conocidos, por ejemplo las tres Parcas romanas (Nona, Décima y Moira), las tres Moiras de los griegos (Cloto, Laquesis y Atropo), éstas son las que rigen los destinos de los seres humanos y en algunos casos como en la mitología griega hasta los de los Dioses, quienes como Zéus no se podía oponer a los designios del destino.
Veamos entonces cuales son las características de cada una de las tres etapas o fases de la Triple Diosa.
La Doncella
La Doncella representa la juventud, la nueva vida, la pubertad, la simpleza de la niñez, representada por los celtas como Anu ó Danu; ésta no tiene pareja, los colores que la representan son todos los tonos claros y suaves como el blanco, el rosa pálido o el amarillo claro, todos los tonos pastel.
Es esencial para la continuación de la vida, la estación que la representa en la naturaleza es la Primavera, también está representada en el amanecer.
¿Para qué se le invoca o para qué se le puede pedir en un ritual o hechizo?
Debido a que la Doncella representa o simboliza el aspecto virginal de la Diosa, se la convoca para todo aquello que simboliza la búsqueda del Amor, los sueños, los nuevos proyectos.

La Madre La Diosa
La Madre simboliza la nutrición, la fertilidad, la madurez de la femineidad, la suelen representar como una mujer en la flor de la vida y en la cúspide de su poder, la riqueza de la vida; representada por los celtas por Badb o Arianrhod, su color es el rojo, color de la sangre y de la fuerza vital, también el verde y el cobre.
La Madre en la naturaleza está representada por la estación del verano, por el mediodía, momento de mayor esplendor de un día, representa la fuerza, la maestra y la fase de la Luna que la representa es la Luna llena.
¿Para qué se le invoca o para qué  se le puede pedir en un ritual o hechizo?
A La Madre se la convoca para todo aquello que represente un momento decisivo en nuestra vida, para concretar cosas con energías concretas. Fertilidad, máxima protección y justicia, todo lo que tenga que ver con la familia y el matrimonio.

La Anciana
El aspecto de Anciana, simbolizado por la fase de la Luna menguante, representada por los celtas como Macha, la Arpía ó Cerridwen, nos muestra la finalización de un ciclo de vida, mostrándonos la imagen de una mujer de avanzada edad, que es perspicaz, sabia y experta que reconoce aciertos y errores de su vida.
La Anciana, también llamada la Madre Oscura o la Bruja; en este aspecto la Diosa viene caracterizada por la estación invernal y la noche como parte del día que la representa.
¿Para qué se le invoca o para que se le puede pedir en un ritual o hechizo?

Esta faceta de la Triple Diosa, es convocada para pedir consejo, sabiduría, para enfrentar la muerte y la rencarnación.
Con esta fase de la Triple Diosa miramos hacia atrás para analizar y descubrir nuestros errores, defendernos de ellos y si es posible repararlos.
Esto es hasta aquí un pequeño resumen de lo que representa la triple Diosa para los wiccan y para los paganos, yo espero que te sirva y te ayude a comprender un poco más sobre las deidades wiccanas.
AGRADECIMIENTO A LAS FUENTES RECOPILADAS DE INTERNET Y VARIOS APUNTES DE CONPAÑEROS WICCANOS

Comentarios

Entradas populares