lunes, 15 de octubre de 2012

Samhain


 Samonis, (Samhain) Quiere decir "reunión. En la época de los Celtas era una celebración al primer día del año. Una de las celebraciones más importantes en la cultura pagana. Gozo y reverencia para despedirnos del año y recibir el nuevo ciclo. Se recuerda a los amigos y familiares que se han ido a las tierras del eterno verano, "Noche de todos nuestros ancestros", es equivalente al tradicional fin de año según la tradición cristiana el 31 de diciembre. La llegada del cristianismo lo transformó en el día de ‘Todos los Santos’ y en el día de ‘Todos los Difuntos’. Según fue pasando el tiempo, la palabra Samonis se hizo Samuin o Samain en irlandés antiguo, y Samhain en el moderno.

En esta festividad se conmemora la muerte simbólica del Dios Sol, en donde atravesará su trayectoria hacia el mundo de los muertos, conocido como la Tierra Estival. Luego de su muerte, los días comienzan a tornarse más cortos y las noches se alargan. Es un momento en donde la oscuridad, se manifiesta para completar el ciclo natural de la vida, muerte y renacimiento.

Luego de su partida, el Dios Sol, se preparará para habituarse en el vientre de la Diosa madre, quien le dará a luz en el Solsticio Invernal. En este día se marca la tercera y última cosecha del año. Por esta razón se preparan grandes festines, celebrando así las bondades de la tierra. Además se almacenaba esa cosecha para poder tener alimentos en el inminente invierno que se avecinaba.

Escocia e Irlanda, la palabra Samhain literalmente significa ‘final del verano’. En este día se encendían grandes fogatas con un doble propósito, marcar el final del verano y guiar los espíritus de aquellos seres que amamos y han partido al otro plano, para que encuentren la luz y el descanso.

A la media noche de Samonis, el velo que une el plano físico con el plano espiritual, se torna fino. Lo que nos permite realizar trabajos mágikos con la ayuda de los seres del otro plano. No es necesario realizar rituales mágikos en esta festividad, pero para los brujos, sería el momento más adecuado, para realizar sus artes mágikas y adivinatorias.

Desde épocas remotas, hubo personas no paganas que mal interpretaron el significado de esta festividad. Algunos se asustaban y preferían permanecer encerrados en sus casas, mientras otros se disfrazaban para que los malos espíritus que circulaban esa noche, no los reconocieran. Otros les dejaban dulces y golosinas en la puerta de sus casas, como ofrendas para que éstos no entraran.

Muchos cristianos conservadores han intentado hacer ver esta festividad como la celebración del “Dios de la muerte”, cuando en realidad lo que nosotros celebramos es la muerte de nuestro Dios, que prontamente renacerá de nuevo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario