Tarifas de la Inquisición


Gastos Judiciales en los procesos de brujería

Una de las partes menos conocidas de la persecución de la brujería es la de los costes de los procesos y de las ejecuciones. Este punto tuvo, en ocasiones, especial importancia, sobre todo en aquellos procesos en que el condenado era persona rica e influyente y sus bienes principales habían de pasar a manos del soberano, de la Inquisición o de alguna Orden religiosa.

Por lo que respecta a las condenas de personas poco sobresalientes, o sea, en los procesos corrientes, los costos (sobre todo en Francia, Alemania, Inglaterra, Escocia...) eran pagados por la propia bruja con sus bienes, por sus herederos o parientes. Lo que resulta evidente es que magistrados y verdugos no se quedaban sin cobrar el trabajo de interrogar, torturar y matar brujas y brujos. Asimismo, los que denunciaban o descubrían brujas tenían su premio, que pagaban las autoridades, las cuales ya se preocupaban de resarcirse incautándose de las correspondientes pertenencias de las víctimas.
Para tener una idea clara del punto de perfección a que se había llegado en el establecimiento de tarifas, presentamos en Radio Brujas y Leyendas un documento , la parte principal de la fijada por el arzobispo de Colonia en 1757. Este valioso documento, redactado en alemán, se conserva en la Biblioteca de la Universidad de Cornell.
También ha de tenerse presente que la mayoría de las veces la víctima había de pagar por su manutención mientras se hallaba en prisión. Y como desde el momento de su detención hasta el de su ejecución podía pasar hasta más de un año, los costos eran elevados.
En Francia, el costo de un proceso de brujería oscilaba en torno a los 500 francos. En el precio está incluido el banquete que después de la ejecución de la bruja se daban el verdugo y los oficiales. Al respecto, podemos citar el caso de Pierre Tournier-Faucillier y su esposa, juzgados en 1655; cada uno tuvo que pagar algo más de 437 francos. Este proceso tuvo lugar en Montebéliard.
Por lo que se refiere a Gran Bretaña, según el tiempo que se pasaba en prisión antes de ser ejecutado, el coste del proceso podía subir de 20 a 100 libras, aproximadamente. En el caso de Margaret Dunhome, ejecutada en Burncastle (Escocia), en 1649, la factura total subió a 88 libras. En cambio, en la ejecución del matrimonio William Coke y Alison Dick, que tuvo lugar el 19 de noviembre de 1636 en Kirkcaldy, los gastos totales no llegaron a 25 libras, pero en este caso la facturo tuvo que ser pagada a escote por el consejo municipal y la Iglesia.
Radio Brujas http://www.radiobrujas.com
Karla Solis.

Comentarios

  1. se debe recordar que este periodo denominado oscurantismo duro más de 500 toda la edad media, y la inquisición que era algo así como la gestapo de la iglesia católica durante todo ese tiempo, mato, torturo y vejo a otros seres humanos de una forma jamás vista en la historia del hombre en la tierra. Y pensar que a pesar de todo eso sigue existiendo la Iglesia Católica, creo que fue el papa juan pablo II que pidió perdón después de mas de 600 años, Para mi la iglesia más satánica que existe es la iglesia católica sólo por este hecho histórico. Hitler y Stalin juntos son unos santos en comparación a torquemada gran inquisidor y mano derecha del papa de la época. Ahora esta iglesia satánica viola niños y se sacia en nombre de dios.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares