Sobre los tontos honrados y el Arcano VII de copas.

Imagen relacionada
El diccionario de la Real Academia de la lengua española define "honradez" como la cualidad de íntegro, y este concepto se refiere a la rectitud de obrar y a que no pierde sus parte en trozos disconexos. Este titular en la prensa española lejos de referir un hombre íntegro nos habla de un hombre ignorante:
-CIUDADANO EN DESEMPLEO ENCUENTRA UNA BOLSA CON CINCO MIL EUROS Y LOS ENTREGA A LA POLICÍA.

Este tipo de noticias suele ser recurrente y encuentra bastante eco entre la gente, y donde la palma se la llevó hace cuatro años una humilde limpiadora de Sevilla que encontró sesenta mil euros en una bolsa y los devolvió. La señora tenia cinco hijos adultos, uno de ellos casado,  y vivían todos en su casa (un piso pequeño) porque todos estaban desempleados y no tenían ni para comer. Circunstancia por otra parte que cada vez es más común entre muchos españoles, sostiene la casa o la madre o la pensión del abuelo.
-Somos pobres pero muy honrados.
 Esboza el populacho como un difuso mérito, mientras las familias de la corrupción política (que no olvidemos es la causante de la pobreza) se carcajean  y explican:
-Somos ladrones pero muy respetados socialmente.

Sinceramente cada tanto ocurre una noticia de estas lo único que pienso es que el cielo le da pan a quien no tiene dientes, estos regalos, porque son eso, verdaderos envíos del cielo son despreciados por lo que explicaba el Buda que era la peor y única lacra de los males sociales "La ignorancia".
No vamos a usar el argumento de la deuda social difusa por la que como todo el mundo es ladrón nosotros debemos de hacer lo mismo, sino esbozar en este caso la ley humana ya que parecemos despreciar ciertas leyes divinas, especialmente el Amor y muy poco amor por nosotros mismos y los nuestro demostramos con estos sucesos. El sentido de las leyes no es suntuario o como adorno, en el caso del Código Civil procede de la época de los romanos y a su vez se inspiró en leyes muy anteriores, principalmente griegas.
Nuestro Código Civil sentencia cláramente que a quien encontrare un hallazgo le corresponde el diez por ciento del valor de lo encontrado, en el caso del dinero en metálico el valor está muy claro, y donde la forma de obrar correcta sería tomar un 10% de lo encontrado, expedir un recibo explicando el concepto por el que se retira y acudir al juzgado de guardia con la cantidad restante. No va a servir depositarlo en comisaría, ni siquiera atender las órdenes de la misma policía por las que tenemos que devolver la cantidad íntegra, solo debemos ponerlo en conocimiento del juez de guardia.
Porque en el caso de la limpiadora mentada el dueño de la cantidad perdida la obsequió con quinientos euros de propina cuando en realidad le correspondían seis mil. O incluso conocemos casos a diario donde les dan las gracias por única cantidad.
La persona de la noticia, desempleada  y a todas luces necesitada, si entendió que la cantidad completa no procedía del cielo (el otro plano, los dioses, etc, que yo creo que sí) y decidió actuar con honradez debió tomar el diez por ciento.
¿Que pintaban 5200 euros perdidos y en una bolsa de plástico?.
La noticia explica el difuso argumento que era la cantidad que pensaba enviar un ciudadano ecuatoriano a su país para que operasen a su abuelita, nunca en estos casos nadie confiesa "Era un alijo de drogas y en mita de la trifulca perdí el dinero" pero fuera como fuese quien devolvió el dinero íntegro no actuó con integridad sino todo lo contrario, en su precaria situación económica deshizo sus partes como persona. No se necesita ser un lince para saber que ninguna persona económicamente holgada está en situación de desempleo.

El VII de copas se refiere a los hallazgos fascinantes, sea cual sea su naturaleza, tesoros espirituales, tesoros de la magia, de salud, incluso cantidades en metálico. Y la correcta forma de obrar en ellos al aceptarlos. 
El escritor británico  Chersterton en su novela "El candor del padre Brown" (1921) en el relato "Un hombre honrado" explica esto mismo en el caso inspirado en hechos reales de un sirviente que guardó la casa durante un año a la muerte del dueño, y cuando fué a entregar las llaves a los herederos, incluso el dinero que había en la caja de caudales explicó "Esta todo a excepción de mi sueldo de un año".
Resultado de imagen de vii copas rider





Entradas populares