Los misteriosos nativos de Hawai, herederos de españoles.


Un aspecto poco o nada conocido y que parece ser tabú incluso en el siglo XXI es la huella española de los primitivos colonos de los siglos XVI al XVIII y su mestizaje. De este modo podemos encontrar y de manera obvia este mestizaje al norte de Río Bravo en la conocida etnia Apache que paradójicamente fue declarada extinguida por el gobierno mexicano apenas a comienzos del siglo XX, decisión más política que real, porque no olvidemos que muchos de estos pueblos como los Yaqui del sur de Estados Unidos apoyaron a Pancho Villa durante la revolución mexicana. Este mestizaje se extendió allí donde alcanzaron los antiguos españoles (al norte del Estado de Utah y casi en el Canada) y en distintas etnias de norte a sur, este a oeste, Crow, Paw Paw, Seminola, Cheroque y por supuesto y más conocida la etnia Apache.
Cuando el capitán Cook creyó haber descubierto Hawai en 18 de Enero de 1778 se llevó la decepcionante sorpresa de que los españoles habían estado antes y no de forma anecdótica, no solo construcciones sino que en el colmo de los colmos algunos nativos hablaban español, una huella que de forma esforzada y documentada el mundo político de habla inglesa se ha encargado con los años de borrar de toda Oceanía.
La expedición española de Ruy López de Villalobos en forma de crónica relatada alcanzó Hawai y otras islas de la Polinesia dos siglos antes de Cook en 1555. ​ Existen mapas españoles de la época que muestran unas islas en la latitud de Hawái, pero en una longitud 10 grados más al este. En el manuscrito, la Isla de Maui aparece como «La Desgraciada», y la Isla de Hawái aparece como «La Mesa». Otras islas, muy parecidas a Kahoʻolawe, Lānaʻi, y Molokaʻi aparecen con el nombre de «Los Monjes».
La presencia hispana a fines del siglo XVIII está suficientemente acreditada: por ejemplo Francisco de Paula y Marín vivió en Hawái desde 1793 hasta su muerte en 1837 y sin ser médico, ejercía como una suerte de médico de la aristocracia hawáiana con la que se emparentó, por esto la dinastía de los Kamehameha podía declarar que tenía linajes hispanos. En efecto, F. de Paula y Marín dejó además algunas palabras españolas en el idioma local que aún se pueden escuchar allí.
Se relata en el diario de a bordo de Cook dos siglos más tarde su descubrimiento y como es recibido como un dios por los nativos solo que extraña y contradictoriamente muere a manos de los mismos nativos un año después como resultado de una serie de medidas y castigos disciplinarios muy "british" hacia los nativos. No es algo nuevo, los españoles estuvieron en todo el territorio que hoy conocemos como Estados Unidos y sus problemas con los nativos fueron excepcionales y no la norma común. Sin embargo bajo las colonias del resto de europeos (británicos, holandeses, alemanes, etc) ya conocemos todos las famosas guerras con los llamados "pieles rojas" ¿que pasó para que en dos siglos no existan estas quejas y problemas de los colonos españoles y apenas con la llegada del resto sí?. Pues solo la fórmula del mestizaje por la que apostaron los colonos españoles, mezclarse con la población nativa y no imponerse, huella que los conceptos políticos de habla inglesa en el siglo XX comenzaron a borrar. Les baste de anécdota que cuando yo vivía en Dallas Texas y funcionaba el sistema de alquiler o renta de DVD online en la conocida cadena Blockbuster no pude alquilar o rentar "1992 La conquista del paraiso" (Ridley Scott) por una censura que rezaba "Publicidad institucional española".
Esta locura alcanza al mundo de la genética porque analizados en un estudio complejo el ADN de los habitantes de la polinesia, Hawai incluido, arrojó extrañamente abundante presencia genética española y andaluza en concreto que rápidamente se explicó en la migración de jornaleros andaluces a comienzos del siglo XX. Pero la huella queda.......... en los hombres y mujeres de la polinesia ¿creen ustedes que en dos siglos de presencia española en las islas de la Polinesia y Oceanía no existió el mestizaje y que no hay herederos de españoles?. Pues sería la excepción universal, pero desde luego de los censores y quienes pusieron todo su esfuerzo y empeño en destruir cualquier vestigio colonial o cultural español no vamos a encontrar demasiadas pruebas.
© Radio Brujas.


Entradas populares