miércoles, 11 de julio de 2012

Libélula


 
Los huevos de la libélula  están en el territorio de las libélulas “el agua”.  Una vez que han nacido, estas ninfas vivirán alrededor de 2 años cerca de los pequeños lagos y fuentes. En el transcurso de que ellas se vuelven adultas suceden cosas maravillosas, se transforman en libélulas y ascienden en el aire. Viajan con sus alas que brillan en colores espectaculares reflejando la luz en otros colores. No hay otro insecto o pájaro que pueda maniobrar mejor que la libélula, pueden volar hasta 30 millas por hora, dan vueltas, van de arriba abajo, vuelan de espalda y hasta cambian de dirección instantáneamente.
El poder de las libélulas reside en su habilidad de ver las cosas del rededor de diferentes ángulos. Usando esta habilidad transforma colores y luces reflejándolas, la libélula nos enseña que la vida, como la luz puede cambiar en varias formas y maneras haciendo que la vida no parezca lo que realmente es. La magia de las libélulas nos enseña a ver la vida a través  de ilusiones y nos mostrará nuestra verdadera visión. Esta nos llama para transformar nuestras vidas y nos recuerda que sintamos profundamente para así tener la compasión necesaria para ayudar a los demás.

Karla Solís
Mucha luz y amor.



1 comentario:

  1. Hola que tal :D
    Mi hermana adora las libélulas, por algo será :D

    ResponderEliminar