domingo, 9 de septiembre de 2012

LECCIÓN 12+: Integrando Todo: Estar en el Aquí y Ahora

Repasemos lo que hemos visto hasta ahora...
Aprendimos que para sincronizarse con el fluir del Universo, transformando nuestra vida en una experiencia mas plena, mas saludable y feliz, había algunas cosas que podíamos hacer...
1- Utilizar el poder del pensamiento para crear una realidad mejor, por ejemplo, a través de las técnicas de visualización creativa
2- Soltar el pasado, ya que -mas allá de capitalizar la experiencia vivida- no podemos hacer nada para modificarlo y muchas veces se vuelve un lastre insoportable
3- Rendirse a la Sabiduría del Universo, sabiendo que siempre somos conducidos por una mano amorosa hacia aquello que necesitamos
4- Calmar la mente, deteniendo el flujo de pensamientos negativos que drenan nuestra energía mental y bloquean nuestros proyectos
5- Mantenernos en contacto con nuestros asistentes de dimensiones espirituales, ya sean estos ángeles, guías, ancestros, maestros ascendidos o espíritus animales
6- Agradecer cada día, lo que se tiene...y lo que vendrá
7- Cambiar la actitud Ver para Creer por la de Creer para Ver
8- Dar prioridad al cumplimiento de nuestra misión y propósito de vida
9- Asumir y aceptar el riesgo que implica el cambio
10- Recibir la información que procede de nuestra intuición y darle valor a la hora de tomar decisiones
11- Elevar la frecuencia vibratoria de nuestra energía
Cada entrega de este cursillo les ha ido mostrando actitudes, experiencias y reflexiones que apuntan a un cambio de perspectiva respecto a los problemas que tenemos. La nueva perspectiva podría sintetizarse en la frase: LA SOLUCIÓN ESTÁ AQUÍ ADENTRO.
Toda situación problemática por la que estén pasando, sea de la índole que fuera, puede transformarse en forma positiva. Obviamente que existen factores fuera de nuestro control. Por supuesto que en toda situación siempre existen otras voluntades que ejercen su influencia. Es evidente que existen numerosas variables que pueden convertir un mismo hecho en algo mas o menos doloroso.
Sin embargo, SIEMPRE ES POSIBLE MEJORAR DESDE LA ACCIÓN CONCIENTE. Y llamo acción conciente a un conjunto de emociones, pensamientos y actitudes, que finalmente conducen a una decisión sabia, adecuada a las circunstancias y portadora de la mejor solución posible.
Esta decisión solo puede surgir de una persona que es conciente de su responsabilidad en el desarrollo de los acontecimientos que forman su vida y que tiene la certeza de que todo lo que sucede tiene como propósito su crecimiento espiritual. Una persona así, no solo resuelve mejor los desafíos, sino que los espera con un corazón abierto y sereno, tratando de poner una cuota de humor en la consideración de sus circunstancias, alejándose del rol de víctima, aceptando sus propias fallas como parte de un conjunto hermoso, proponiéndose como prioridad el disfrute de esta experiencia terrestre.
Una persona asi, no sólo es mas feliz, sino que puede cumplir su misión en forma acabada, y de ese modo, contribuir a la felicidad de los demás. ¿No es maravilloso que las herramientas para convertirnos en esa persona estén ya a nuestra disposición y que solo falte nuestra decisión para cambiar?
Y así llegamos al último punto de nuestra recorrida por los factores que hacen a la Sincronicidad. Un ultimo factor que es quizás el primero en términos cronológicos, la primera actitud a emprender, la variable que cruza a todas las demas y que resulta imprescindible para cualquier transformación que estén ustedes evaluando hacer en sus vidas.
Es el CENTRARSE EN EL AQUÍ Y AHORA, en el momento presente. Esto que se dice tan fácil, resulta -para la mayoría de las personas- muy difícil de hacer.
Centrarse en el aquí y ahora implica detener el diálogo interno, el fluir incesante de pensamientos (generalmente negativos, desvalorizantes y cargados de preocupación) que ocupan nuestra mente la mayor parte del tiempo. Recuerden el caso: la mayoría de las veces que hacemos algo en forma mecánica (por ejemplo, manejar) nuestra mente está divagando en otros temas, viajando, analizando, evaluando, discutiendo consigo misma.
Pero esto tiene consecuencias serias: cuando no estamos centrados en el aquí y ahora, nuestra energía se dispersa, se pierde; y nosotros nos desconectamos del fluir Universal. Ahora bien, ¿qué es exactamente estar centrado en el aquí y ahora?
Centrarse en el aquí y ahora es hacer las cosas por el placer que da hacerlas y no por el resultado que espera obtenerse de ello mas adelante. Es centrarse en un punto cósmico de gran poder, el instante presente, y convertirlo en un momento eterno.
Estoy segura de que muchos de ustedes han experimentado esa sensación en algún momento sublime junto a la persona amada. El tiempo se detiene. El mundo exterior desaparece. Quedamos suspendidos en un segundo de amor que resulta infinito...
Otro momento de éxtasis procede de la práctica del deporte. Muchos de ustedes recordarán la intensidad y exquisita gloria que se siente al convertir un gol; o incluso habrán saboreado la elevada vibración que se registra cuando logramos superar una meta física, batir nuestro propio record, correr cinco minutos mas que ayer....
O al trabajar en una obra creativa, trazando una suave línea con el pincel, descubriendo bajo nuestros dedos -en la arcilla- como nace un rostro, bordando flores en un mantel. O dándonos cuenta de que el árbol que hemos estado cuidando con tanto cariño todos estos años, finalmente está dando sus primeras flores...
O sentados en aquella montaña adonde fuimos de viaje, cuando de pronto descubrimos, en la inmensidad del paisaje, que la belleza de un ocaso nos podía hacer llorar. Y en nuestro interior suspiramos diciendo: "Esto es Dios..."
¿Recuerdan la sensación? Nada parece poder salir mal cuando estamos así. Y lo único que tienen en común estos ejemplos es una sola cosa: EN TODOS ELLOS HEMOS ESTADO ABSOLUTAMENTE COMPROMETIDOS CON LO QUE ESTABA SUCEDIENDO EN ESE PRECISO MOMENTO.
¿Adonde van los problemas cuando uno está disfrutando verdaderamente del momento presente? ¿Es que desaparecen?
Cuando estamos concentrados en el momento presente, cuando existimos plenamente en el aquí y ahora, no existe otra realidad mas que la que vivimos. Porque la realidad es aquello en lo que decidimos concentrarnos, y si decidimos concentrarnos en lo maravilloso, nuestra realidad se llenará de milagros.
A esto le llamo yo, vivir una vida conciente. Pero solo podremos acceder a ella practicándola. Así que: manos a la obra!
EJERCICIOS
En cada acción que tomes durante la semana, trata de mantener tu atención en lo que estás haciendo. Cuando percibas que tus pensamientos te llevan a otra parte vuelve a poner tu atención en lo que estás haciendo. Al final de la semana, fíjate como han mejorado tus niveles de energia.
VISUALIZACIÓN
1. imagina una isla tropical, es un atardecer, el sol está poniéndose. Estás sentado en una reposera, sobre la arena, en una playa rodeada de montañas rocosas de lava
2. imagina que escuchas el suave rasgueo de una guitarra y la voz de alguien cantando una canción hawaiana
3. imagina que este canto es como un llamado que hace que los delfines acudan a la costa, cerca de ti.
4. los colores del cielo, el mar y la montaña son tan vívidos que pareces estar soñando
5. te sientes suspendido en un punto de eternidad, te sientes totalmente presente, vivo, absorbido por la total gratitud hacia el Universo
6. experimenta la total conexión con el paisaje, con tu corazón y con el Creador...ahora eres libre!
7. Vives la paz interior que solo puede darte el Momento Presente
AFIRMACIÓN
"Estoy aquí y ahora"
Todas las lecciones de: Visualización Creativa
Por Luna Sublime
www.radiobrujas.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario