Los míticos asesinos del Islam y el Viejo de la Montaña.

¿Alcanza el "coco wash" o lavado de coco para crear asesinos de la peor especie?. La respuesta se traza en la simple miseria, durante la década de los 50 el aparato político del tercer Reich en Alemania estaba completamente destrozado, aplastado y pisoteado con la mayoría de los miembros relevantes del partido nazi en la cárcel, y poco a poco fueron quedando algunos en libertad y necesitaban recomponer el partido. La forma de financiación inmediata fueron determinados atracos a bancos, en uno de ellos la policía observo algo extraño, tan extraño que se hizo necesaria la presencia de un médico forense para saber que el atracador estaba profundamente hipnotizado, actuaba como un autómata.
¿Es posible bajo hipnosis inducir a alguien para robar o para matar? si su naturaleza no es la de un asesino o no ha tenido anteriormente experiencia atracando de muy dificil manera.
Para explicar los sucesos recientes de los terroristas nos tenemos que remitir al llamado "Viejo de la montaña" o el mito que estuvo atosigando a los peregrinos de la cristiandad durante muchos años y que dió lugar al nacimiento de los Templarios, la Orden del Temple, como defensa.
"Asesino" procede del árabe "Asasin" y este de "Asa Hashish" o comedor de hashish y los sucesos del viejo de la montaña, este fue un cacique que llegó incluso a afrontar al emperador otomano, raptaba jóvenes del campo y del medio agrario en el siglo XI, los narcotizaba y depositaba en un vergel, en un oasis lejano y desconocido en mitad del desierto repleto de mujeres desnudas, danzarinas "vírgenes" y un paraiso del que brotaban fuentes de vino, miel y leche y todo en abundancia. Aparecía un viejo y explicaba que podía gozar de todo, era el lugar que Alá reservaba para los valientes y seleccionados, a las pocas semanas lo volvían narcotizar de nuevo y devolvían a la ruina de adobe y cañas de donde lo secuestraron y cuando el joven aterrizaba en la realidad lloraba desconsoladamente, entonces aparecía de nuevo el anciano y explicaba que si quería volver al paraiso Alá solo aceptaba a los valientes que morían en combate. De este modo se hizo con el ejército más temido d su tiempo los "asesinos" y cuentan que cuando el emperador turco fue a visitarlo como prueba de su poder le pidió a uno de sus guardias que como obsequio le diera su vida al emperador, entonces aquel "asasín" se cuadró y se tiró por la ventana.

Creo y sospecho que ahora volvemos a los mismos trucos que el Viejo de la montaña, solo que ya algunos señalan donde está esa montaña y quienes son los "viejos".

Entradas populares